jueves, 25 de agosto de 2011

Ética como discurso filosófico

No podríamos entender la ética como una ciencia desligada de las demás que existen, especialmente de aquellas que se ocupan de los actos humanos y de los actos del hombre, tales como la sicología, la sociología, la historia, entre otros.

Sin embargo, hay una ciencia con la cual de manera especial la ética tiene una estrecha relación, en buena medida porque se deriva de ella: Esa ciencia es la filosofía.

Sin intenciones de ahondar demasiado en el tema, debemos recordar que la filosofía es una ciencia que se ocupa del origen de todas las cosas existentes y de la existencia misma de los seres.

Es preciso subrayar que el término filosofía se deriva de los términos en latín "philos" (amor) y "sophia" (sabiduría, conocimiento), por lo que significa que es una ciencia que está en búsqueda del conocimiento de todo cuanto existe y su propósito es conocer el origen del Universo, del ser humano, de la verdad, la moral, la belleza y el lenguaje, entre otras áreas de la existencia.

Si definieramos el objeto material de la filosofía diríamos que son todas las cosas que existen.

Si nos enfocáramos en el objeto formal (de qué forma lo estudia), concluiríamos que estudia las causas supremas de todas las cosas. Al decir que estudia las causas supremas, nos referimos a las causas iniciales, las más importantes y que luego dieron lugar a otras causas.

Podríamos agregar que el objeto formal de la filosofía se resume como el estudio de las causas supremas y de la esencia de las cosas que existen, así como los principios y condiciones que hicieron posible la existencia de las cosas y seres en el Universo.

LEE la presentación  de Power Point para conocer sobre la HISTORIA DE LA ETICA EN LA ANTIGUA GRECIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada